Buscar
  • Paloma Sánchez Álvarez

TU MEJOR VERSIÓN

Actualizado: 9 de may de 2018


Hoy es posible que te hayas levantado con una sensación de no saber hacia dónde va tu vida. Hubo un tiempo en el que tu actitud fue la de exigir lo mejor para ti. Nada te parecía lo suficiente, todo era poco para ti. Quejas continuas y falta de valoración de todo y de todos los que te rodeaban. Enfados, gritos, lágrimas… Dolor…




Parecía que todo el mundo se había confabulado contra ti. ¡¡No entiendo nada!! ¿Por qué estoy viviendo esto? Todos los días eran una lucha, un esfuerzo, un desafío… No había descanso. ¡No puedo bajar los brazos! ¡Pero qué le pasa a la gente!

Poco a poco, experiencia tras experiencia, persona tras persona te han ido liberando de todas esas capas de resistencia, de negación, de victimismo, de ego…


Hoy, con tus sueños ingenuos sin cumplir, te has metido en la ducha y has sentido la necesidad de que el agua arrastrara todos los restos desgarrados de de esa persona que fuiste. Tus ideales quedaron atrás y piensas que debes hacer lo que los otros: debes dejar de ser tú.


¡Ya no tienes fuerzas para más!


Este es el punto de inflexión que va a permitir tu renacimiento, tu recolocación en tu vida y en el mundo. Llegados aquí, te propongo un ejercicio de visualización a través del cual vas a recibir la energía y la fortaleza que suponen un nuevo comienzo hacia una vida sin apego y plena.


Cierra los ojos. Visualiza que estás de pie. Siente dentro de ti la pesadez, la tristeza, el fracaso, las decepciones, la dependencia… Siente esas emociones en tus pies, tus piernas, tus brazos… Siente cómo invaden todo tu cuerpo. Siéntete pequeño, impotente, débil. Recuerda aquellos momentos que te dañaron hasta el punto de querer abandonarlo todo.


Ahora, aparece una persona delante de ti: e tu YO CUÁNTICO. Ese yo mira a tu yo actual. Siente su mirada de aceptación, sin juicios, con amor incondicional, con un amor inmenso. Es el yo adulto, el yo sin expectativas, el yo sereno, el yo que vive el momento y acepta todo como es y a todos como son.



Cuando lo sientas, desde la toma de conciencia de que quieres dejar el pasado atrás, da un paso hacia adelante sintiendo cómo tu yo del pasado se vacía y te adentras en tu yo cuántico. Siente a tu yo cuántico. Siente su seguridad, su amor, su aceptación, su empoderamiento.


Con agradecimiento, amor y entrega, desde el sentir, mira cómo tu yo antiguo se queda atrás. Gírate hacia una vida llena de posibilidades y de luz. Da varios pasos hacia la VIDA.


Este ejercicio supone un antes y un después en tu actitud de vida.

Si decides hacerlo con la intención de abrirte a lo nuevo y entregarte por entero a lo que la vida te traiga sentirás la seguridad y entereza que necesitas para recobrar tu confianza en la vida.


¡Permítete abrirte a la vida en tu mejor versión!




Paloma Sánchez Álvarez

37 vistas
CONTACTA CONMIGO
    ¡ES TU DECISIÓN!    

Gracias por tu presencia en mi web.

Si deseas contactar conmigo para ampliar cualquier información tienes estas dos vías:

       (+34) 675 60 62 16

             

       info@palomasanchezalvarez.es

  • Red NCF
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram

© 2018 Paloma Sánchez Álvarez