Uno de los mayores regalos que me ha hecho la vida es conocer a Paloma. Gracias a las constelaciones he podido darme cuenta, que la vida se puede vivir con menos cargas, menos mochilas, sin bloqueos, sin miedos.

Es un trabajo interior profundo, pero de la mano de Paloma, se hace mucho más fácil y gratificante.

He tomado conciencia que desde la aceptación se mueven muchas cosas, todo se coloca en su lugar. Desde el reconocimiento y especialmente desde el agradecimiento, te doy las gracias por todo lo experimentado gracias a tí.

Espero seguir evolucionando como persona.

                           

Manuela Salazar.

Conocí a Paloma en mayo del 2011 en una ceremonia de Bienvenida a la Primavera, en ese momento estaba pasando por un mal momento en mi vida me acababa de divorciar.

 

Ese mismo coincidimos en un centro de terapias en Boadilla para una formación de Constelaciones Familiares, fue un trabajo muy duro y difícil a nivel emocional. Allí empezó nuestra amistad terminamos la formación y entonces empezamos a ir a Brigitte Champetier donde Paloma ha seguido formándose y yo he seguido haciendo terapias.

 

Después de un tiempo empecé a constelarme con Paloma y puedo deciros que he visto cambios maravillosos en mi vida. De un día a otro . Tiene una magia maravillosa en cada una de sus palabras. Me ha ayudado a superar muchos baches en mi vida y es parte de este camino de superación personal, ha dejado una huella muy grande en mi vida. También me ayudó con su psicología Holística con mi hija. 


Sinceramente os recomiendo mucho a Paloma es una excelente profesional, cercana y con un don muy especial. ¡Le estoy muy agradecida por el cambio tan maravilloso que me ha ayudado a dar en mi vida! Gracias.

Heydi Martínez

Llevo muchos años trabajando con Paloma y he podido ir observando su evolución. 


Jamás pensé que un camino desconocido fuera tan bonito y me hiciera cambiar tantas cosas y obstáculos que existían en mi vida. Sin duda es una experiencia por la que deberían pasar todas las personas. 


Personalmente, para mí Paloma es una mujer sabia llena de luz, que me ha ayudado a resolverlo grandes problemas en mi vida. 

 

Gracias Paloma, mi amiga, mi maestra. 

Raquel Rico.

Cuando Paloma me pidió que escribiese mi experiencia respecto a su labor de sanación y ayuda a los demás para compartirlo con otros, a priori me pareció una tarea fácil y sencilla, ya que hablar de Paloma, de lo que hace y de sus resultados en este caso en mí después de tantos años, debería ser tan simple como escribir los pasos para hacer un sándwich mixto, así que me dispuse mentalmente a redactar mi testimonio sentada en un vagón de metro mientras volvía de su casa a la mía, así podría ir haciendo un guión con todos los puntos que quería describir para posteriormente darle formato y enviárselo por e-mail. Pero no pude. No puede porque me di cuenta que no podía hablar de ella como si se tratase de un bote de pastillas, ese que tienes en el armarito del baño y cuando te duele algo tienes tanta fe en el que sabes que te funciona y que te alivia, y que sólo tienes que ir a cogerlo, abrirlo, coger la dosis recomendada, tomártelo con o sin agua y esperar a que haga efecto. 

No puedo hablar de Paloma como un bote de pastillas. Me es imposible. 

Para mí no es el recurso del que tiro cuando algo no me va bien o quiero que algo me vaya mejor, o necesito solucionar o sanar un llamémoslo "x" . Y no es que no recurra a ella cuando estoy mal o quiero estar mejor, sí que lo hago, pero no como un recurso sino como una constante integrada en mi vida. He visto cómo buscaba su lugar cuando sabía que algo tenía que hacer por lo demás, que ese era su objetivo en el mundo y que vino para eso, pero no sabía cómo ni de qué manera, porque tenía su "don" como un ovillo de lana que se enreda, pero lo tenía. Nos ayudaba a todos los que estábamos a su lado aun no teniendo una herramienta definida.

 

Su empeño, su constancia, su búsqueda incesable, su formación constante, su conexión espiritual con la naturaleza, con los que estuvieron antes que ella, con el Universo y sobre todo su voluntad de ayuda para cumplir la que ella considera su misión, han hecho que hoy en día pueda y sepa ayudar no sólo a los que siempre hemos estado a su lado sino a cualquiera que se acerque y lo necesite, bien sea a través de sus terapias, de sus constelaciones familiares o de cualquier otro método que domine, el resultado es siempre un acierto seguro. Se trata de ponerse en sus manos y estar dispuesto a "sentir". 

Con sus terapias, he podido salir de bloqueos y superar situaciones que me paralizaban y no me dejaban avanzar. Con sus constelaciones incluso a distancia y para mi hijo, hemos conseguido que determinados trastornos los cuales a través de la medicina convencional han tardado un año en resolverse, se hayan disuelto de un domingo a un lunes. No es magia, es dejarse guiar sin cuestionarse y sentirlo. He podido comprobar cómo su nivel de conexión ha llegado a tal punto que no necesita un soporte material para "ver". Simplemente "ve". Simplemente "sana", simplemente "ayuda", simplemente después de muchos años de empeño ha conseguido que parezca fácil. 

Su parte, aunque sé que siempre estará en búsqueda y en crecimiento, está hecha. La nuestra, aprovechar lo que el Universo nos regala a través de ella y sentir.

 

"No sé por qué me salvó la vida. Quizá en esos últimos momentos él amó la vida con más intensidad que nunca, no sólo su vida, la de cualquiera, mi vida. Y lo único que quería eran las mismas respuestas que el resto de nosotros: ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?, ¿cuánto tiempo me queda? ..." Blade Runner.

                                         

Eva Pérez. 

Nunca había oído hablar antes de las constelaciones hasta que un día Paloma me dijo en qué consistían. La verdad, que al principio no lo entendí muy bien, sin embargo un
día decidí constelar porque estaba atravesando un momento emocionalmente conflictivo y,como tratamiento de choque, me pareció una buena alternativa. 

Tengo que decir que al principio estaba un poco confusa, pero ella hizo que la sesión fuera fácil y fluyera a pesar de la tensión emocional que se respiraba. Ella fue coaching y guía, supo hacer salir el tormento y con ello, me enseñó a ver con otra perspectiva mi problema y me enseñó también a valorar lo que realmente importa y empecé a entender el por qué de muchas cosas.

Constelar es algo muy íntimo y revulsivo al mismo tiempo, por eso es importante que alguien con una sensibilidad especial, entereza y equilibrio sea tu guía en ese momento, por eso yo confié en Paloma. 

Almudena García.
 

Paloma me ayudó en lo personal a llevar adelante situaciones muy difíciles.

Tiene la capacidad como psicóloga de combinar el conocimiento profesional y darle un plus de percepción emocional que le permiten ver donde los libros no llegan.

Más que recibir consejos recibí soluciones por su parte.

Siempre agradecido.

Carlos Nieves Guzmán.

Me habían hablado de las constelaciones familiares hacía 10 años atrás.

Me pregunto por qué no las experimente con anterioridad.

Mas todo en la vida ocurre cuando debe ser.

Paloma apareció en mi vida

 

Cada situación que he constelado con Paloma se ha resuelto.

He constelado al trabajo, a mi hijo, a mi relación de pareja... y los resultados son sorpresivos y sanadores

 

Si no has probado las constelaciones como una manera de conseguir resultados inmediatos y sanar, llama a Paloma. Una psicóloga consteladora es la conjunción perfecta para sanar.

Alba Labarca.

Para mí las constelaciones familiares han sido una manera de encontrarme con mis ancestros y sanar mi sistema que es parte de mí y define en gran medida mis acciones y mi vida.

 

Creo que Paloma como consteladora cumple su papel de manera magistral conectándose con la energía del sistema y proponiendo los movimientos necesarios para llegar a una conclusión que lleve a la sanación.

 

En verdad puedo decir que cada vez que hice una constelación con Paloma en algunas semanas pude ver resultados o cambios concretos en mi vida. La recomiendo ampliamente.

Carolina Labarca.

Lo que siempre digo cuando me preguntan si ya estoy mejor, es si, ya soy mejor y eso puedo decirlo gracias al trabajo realizado con Paloma.

 

No va lo uno sin lo otro, en mi caso, las constelaciones, la hipnosis y la psicoterapia fueron claves para dar ese salto cuántico.

Creo firmemente que fue todo en su conjunto lo que lo propició.

 

Paloma es una guía que te ayudará a dar el salto, solo tienes que confiar y aprender. Entenderás entonces que es lo que te conviene.

Sonia Miranda.

Tuve la suerte de que Dios pusiera a Paloma en mi vida cuando más perdida estaba, cuando odiaba a la gente y todo lo que me rodeaba, donde yo pensaba que yo era lo peor que hay en el universo, y sin saber por qué, todo era desgracia para mí. Empezamos a caminar juntas y a crecer, y estábamos a las duras y a las maduras.

Después de los años de pérdida de mi tiempo y amor, de mi época oscura, fría, negra y amarga, en la del duelo, ella me habló de las Constelaciones familiares, y me decidí sin pensarlo a acompañarla en su primera constelación familiar. Participé y aunque para mí, fue traumático, puedo contar, que se me movieron muchas cosas, y surgió algo inesperado. Algo muy positivo para mí. Volvió a mi vida alguien que había desaparecido de ella, sin rencores y con perdón. 

Y ahí empezó a cambiar mi etapa negra, por una más gris, empecé a seguir todos sus consejos al dedillo, y aunque me hizo llorar mucho, porque tenía mucho que sanar, (aún me queda), empecé a sentirme aliviada del peso que no me correspondía en la familia, me enseñó y me enseña a soltar piedras que no me corresponden, y ya no soy la misma. Cuando supe que estaba preparada, volví a pedirle que hiciéramos una constelación sobre un campo que estaba totalmente restringido que era el amor. Y constelé a distancia, y... puedo deciros que después de 9 años vacia, y sóla, donde yo pensaba que era la más fea del país y no tenía derecho al amor,  tengo pretendientes. 

Volví a participar sucesivamente con otras personas en sus constelaciones, y sin volumen exagerado tengo abundancia, amor y soy feliz. Y se lo digo siempre. Me siento feliz, y quiero vivir. 


Me queda mucho que trabajar en mí, pero mi yo personal, que estaba a punto de suicidio, volvió en mí, y vamos juntos de la mano. Si yo me empiezo a querer, me quieren los demás, si yo sonrió, me sonríen los demás. Paloma es amor incondicional, tiene su tiempo para todos, nunca ha dicho que no, y es tan limpia su energía, que la miras y la escuchas y sólo te queda más que asentir que tiene razón. 
He cambiado mucho a través de ella y con sus constelaciones familiares, las recomiendo mil veces, teniendo claro que esto es algo desde el amor y el interior de uno. El Universo es grandioso. Soy feliz gracias a ella. Le debo tanto a ella, que no hay nada que se lo pueda pagar. Quiero que la conozcáis que confiéis en que ella está siempre y las Constelaciones familiares, mueven las cosas, para bien.

 

Gracias Paloma, te quiero mucho.


Mari López.

Si no has probado nunca las constelaciones, te lo recomiendo y si es con Paloma mucho más. 


Ella es capaz de crear un ambiente lleno de confianza, muy importante para que te dejes llevar. 


Las cosas que descubrirás en las constelaciones  con Paloma te dejarán con la boca abierta. Seguro que repites.

Silvia Díaz.
 

CONTACTA CONMIGO
    ¡ES TU DECISIÓN!    

Gracias por tu presencia en mi web.

Si deseas contactar conmigo para ampliar cualquier información tienes estas dos vías:

       (+34) 675 60 62 16

             

       info@palomasanchezalvarez.es

  • Red NCF
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram

© 2018 Paloma Sánchez Álvarez